Los grandes robos de arte

Expoliada por los nazis durante la II Guerra Mundial de la Colección particular de la familia Rothschild, París.

Johannes Vermeer van Delft. El astrónomo (1668). Museo del Louvre. 51×45 cm.

Vermeer. El astrónomo. 1668 (Museo del Louvre) Vermeer, El astrónomo (1668). Museo del Louvre.

Como es habitual en sus obras, en El astrónomo Vermeer nos sitúa en un interior donde la luz natural entra por una ventana situada a la izquierda de la habitación. Sentado frente a la ventana, un hombre consulta un globo celeste que representa las constelaciones, concretamente el modelo creado por Jodocus Hondius en 1618. El libro que se encuentra abierto sobre la mesa (Sobre la investigación y observación de las estrellas, de Adriaen Maetius) y el astrolabio sobre el mapa náutico de Europa en el armario del fondo, son otros elementos destacados de la composición que simbolizan la astronomía, profesión del protagonista.

La extraordinaria luz, claridad y fidelidad óptica que consiguió Vermeer…

Ver la entrada original 1.947 palabras más